martes, 27 de septiembre de 2016

Un año de gracia del Señor 2015-2016. Estamos comenzando un nuevo curso, ayuda afectiva y efectivamente a tu Parroquia



Tus donativos desgravan un 70% en la declaración de la renta


Hemos de crecer en la conciencia de que todos debemos sostener la parroquia. Aportando más quien más tiene y ayudando al que no tiene recursos. Y hemos de desterrar la mentalidad de subvención de no sé quién (del Estado, de la Caja, de cualquier Institución nodriza). No recibe subvención de ningún tipo
La Iglesia en cuestión de fe, esperanza y caridad es riquísima. Lleva en su seno el tesoro más grande, Jesucristo redentor del hombre, la Eucaristía, los sacramentos, la Palabra de Dios, el testimonio de sus mejores hijos. La Iglesia nos ayuda a alcanzar la meta del cielo, nos anima con la esperanza de la vida eterna, nos enseña a perdonar. Todo eso no nos lo puede ofrecer nadie más. Nadie es más rica que la Iglesia en este sentido. Rica en valores, rica en humanidad, rica en bien hacer. Rica en caridad con los más pobres, a quienes nadie atiende, rica en misioneros que entregan toda su vida para bien de los demás, rica en voluntarios que ofrecen gratis su tiempo.
Pero la Parroquia en su funcionamiento ordinario es pobre. Mucho más pobre de lo que parece. Lo que pasa es que con poco, a veces con muy poco, hace mucho, muchísimo.
Pobre, muy pobre en manejo de recursos; puede hacer lo que hace gracias a tantas personas que generosamente trabajan (y no cobran) en las múltiples actividades de la parroquia.
Te invitamos a que hagas realidad este compromiso económico, planteándote en tu presupuesto mensual, trimestral o anual asignar una cantidad y hacerla efectiva periódicamente a través del medio que creas más adecuado. Ayuda a tu Parroquia.
ES 53.0237.0054.30.9157050736 Caja Sur
Parroquia San Sebastián
Podréis disponer del certificado correspondiente para desgravar en vuestras declaraciones a Hacienda, de acuerdo con los donativos que efectuéis.
La reforma establece para las personas físicas el siguiente régimen:
Donativos realizados en año
 Desgravación hasta 150€
 Desgravación por encima de 150€
 Desgravación por encima de 150€ tercer año
 2015
50%
Primeros 150€:50%
Resto donativo:27,5%
Primeros 150€:
50%
Resto donativo;
32,5%
 2016 y siguientes
 75%
Primeros 150€:
75%
Resto donativo:30%
Primeros 150€:
75%
Resto donativo:35%

 Por ejemplo, si una persona dona 300 euros en enero de 2016, se desgravará en la Declaración de la Renta del año siguiente el 75% de los primeros 150 euros, es decir, 112,50 euros, y, de los otros 150 euros, se desgravará el 30%, es decir, 45 euros. En total, la desgravación de un donativo de 300 euros será de 157,50 euros.



lunes, 26 de septiembre de 2016

Comenzamos las Catequesis. Familia, escuela, parroquia tres pilares en la transmisión de la fe

La parroquia y la escuela no pueden sustituir a la familia en su misión educadora y evangelizadora. Los padres han de encargarse  de guiar los primeros pasos, en el proceso de la fe de esos niños, desde que empiezan a descubrir la realidad que les rodea. Ellos tienen la misión de enseñar a los niños a conversar con Dios, a darle gracias por el don de la vida, la salud, el hecho de tener una familia, a pedir perdón por los errores, etc…
La mejor garantía para que un crío o una muchacha aprendan a amar a Dios, es que tengan unos padres que les guíen de la mano en la aventura maravillosa del conocimiento de Cristo. Desgraciadamente vivimos en un tiempo en que no abundan los padres así, aunque todavía tenemos una generación de abuelos que suplen, siquiera en parte, el papel que deberían desempeñar los progenitores. Y donde no llega la familia, debe de intentar llegar la Iglesia por medio de sus sacerdotes y catequistas.
La educación religiosa de los hijos es fundamental para que en el futuro sean hombres y mujeres de fe. La Escritura es muy clara al respecto. Dice el libro de Proverbios que instruye al niño en su camino, que aun de viejo no se apartará de él” (Prov 22,6). Y leemos en el libro de Deuteronomio el mandato que Dios da los padres para que instruyan a sus hijos en la ley divina: 
Poned estas palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, atadlas a vuestra mano como una señal, y sean como una insignia entre vuestros ojos. Enseñádselas a vuestros hijos, hablando de ellas tanto si estás en casa como si vas de viaje, así acostado como levantado. Las escribirás en las jambas de tu casa y en tus puertas, para que vuestros días y los días de vuestros hijos en la tierra que Dios juró dar a vuestros padres sean tan numerosos como los días del cielo sobre la tierra“. (Deut 11,18-21)
Dado que un buen cristiano es SIEMPRE un buen ciudadano, la sociedad debería de agradecer la labor que la Iglesia realiza para formar a los niños en los valores que son garantía de un futuro mejor.
Catequesis  Parroquia de San Sebastián Curso 2016-2017
Inscripciones 29 y 30 de 18.15 a 19.15
Días de Catequesis Martes de 17.00 a 18.00 y de 18.15 19.15. Jueves de 17.00 a 18 y de 18.15 a 19.15

Grupos desde 1º de Primaria

jueves, 22 de septiembre de 2016

Blas Sánchez Villarejo: me voy al seminario con ganas e ilusión, tranquilo, confiando en que el Señor, que va muy por delante de mí, me irá mostrando el camino que he de seguir

Mi nombre es . Tengo 22 años, soy el octavo de nueve hermanos y pertenezco a la parroquia de San Sebastián.
El pasado 1 de agosto, después de la peregrinación de Cracovia, en la que íbamos al encuentro con el Papa Francisco, los jóvenes del Camino Neocatecumenal tuvimos otro encuentro con su fundador, Kiko Argüello, y el Padre Mario Pezzi. Dicho encuentro es vocacional, es decir, que aquellos jóvenes que sienten la llamada de Dios para ponerse al servicio de la Iglesia, ya sea como sacerdotes, religiosos o religiosas o para evangelizar en cualquier parte del mundo, se ofrecen para participar de esta misión.
En ese momento, yo me ofrecí. Hacía dos semanas que había terminado la carrera y vi cómo el plan de estudios que tenía programado para el próximo año se venía abajo. Desde hacía tiempo, cada vez que se hacían estas llamadas vocacionales, yo sentía inquietud, pero mis proyectos de vida me impedían que le prestara atención. Llevaba tiempo intentado descubrir qué era lo que Dios quería de mí y le pedía que me lo mostrara. Contemplé en esta peregrinación que el Señor, a través de los acontecimientos de mi historia y de mi situación actual, me respondía a esta incógnita: quería que me entregara totalmente a Él; quería que dejara toda mi vida a un lado para ponerme a su entera disposición. Y así lo hice. No por mérito mío, pues al pensar en lo que vendría después, sentía pánico, ya que sabía que desde ese momento sería Dios el que guiara mi camino y tendría que renunciar a ciertas cosas, a las cuales tenía mucho apego.
Cuando me ofrecí, no tenía claro para qué era concretamente. Sin embargo, se me quedó grabado aquello que me dijo una hermana: "Tú has dicho 'sí' al Señor; ahora Él te mostrará claramente cuál es tu misión". Y así ha sido: en estas semanas que ya han transcurrido, he visto claro que Dios me pide que haga una experiencia en un seminario. Han sido unas semanas en las que el Señor me ha concedido la gracia de poder estar realmente feliz y, a la vez, tranquilo, sin tener ni idea de qué sería mi vida de ese momento a dos semanas. Pero sabía que estaba en manos de Dios y que me cuidaría.
Después de varios encuentros con sacerdotes y catequistas, voy a iniciar esta experiencia en el seminario Redemptoris Mater de Córdoba. El próximo 26 de septiembre empezamos el curso y lo hago con ganas e ilusión, tranquilo, confiando en que el Señor, que va muy por delante de mí, me irá mostrando el camino que he de seguir. No sé si acabaré siendo sacerdote o no, es un largo camino el que aún queda para eso. Pero Dios me pide que viva el día a día, en el presente, y Él ya me mostrará cuál es mi misión.

Aprovecho la ocasión para pediros que recéis por mí, para que el Señor me conceda en este tiempo la humildad del corazón, la alegría y el discernimiento.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

La Biblioteca de Autores Cristianos publica un libro sobre los pensamientos espirituales de Kiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal.

«Está formado el libro por pequeñas piezas literarias que pueden ser leídas sin conexión con la anterior o la siguiente. Son reflexiones a partir de un acontecimiento, una convivencia o un encuentro; aldabonazos espirituales de anuncio o denuncia; interpelaciones o llamadas a la esperanza en que se siente concernido el lector: a veces son confidencias atrevidas que brotan del alma del autor; en ocasiones son una especie de himnos o salmos, de súplicas ardientes y de vibrante acción de gracias a Dios. Por los datos que contienen los pequeños escritos se puede de alguna forma seguir el hilo histórico desde el año 1988 hasta el 2014. Los une la historia creyente del autor y del Camino Neocatecumenal más que el desarrollo temático, aunque aparecen dispersos muchos contenidos del carisma específico. Es una historia llena de gozos y de sufrimientos; se transparenta la lucha del autor por llevar adelante con fidelidad el encargo recibido de Dios» († Mons. Ricardo Blázquez Pérez, Cardenal Arzobispo de Valladolid).

domingo, 18 de septiembre de 2016

Fallece el sacerdote Manuel Moreno Valero, cronista oficial de Pozoblanco

Manuel Moreno Valero nació en Pozoblanco el 14 de febrero de 1937. Ingresó en el Seminario Conciliar “San Pelagio” en el año 1950, donde cursó la carrera eclesiástica. Después de los estudios humanísticos, hizo filosofía y finalizó sus estudios teológicos. Fue ordenado sacerdote el 17 de junio de 1962, en la parroquia de “san Mateo Apóstol” de Lucena, en el 400 Aniversario de la venida de María Santísima de Araceli.
Ha ejercido su ministerio sacerdotal como vicario parroquial en Posadas –de 1962 a 1963-; párroco en Azuel y Obejo –de 1963 a 1971-; y de Ntra. Sra. de Araceli, en la capital, donde construyó el templo y ejercía como párroco en la actualidad.
Fue llamado por Mons. Infantes Florido para colaborar en la administración como Delegado de Capellanías y encargado del Archivo General del Obispado, nombrándolo a su vez Vice-Canciller. Un cargo que se prolongó hasta 2013 siendo también nombrado Canciller Secretario General de Obispado de Córdoba, de 2008 a 2011.
Entre sus cargos ministeriales, este presbítero ha estado muchos años dedicados a la juventud, concretamente a los movimientos cristianos de la JOC y JARC, así como en el colegio Ahlzahir, donde durante 26 años ha sido director espiritual. Ha colaborado con la Administración diocesana, en el Consejo de Presbiterio del Obispo y en 2011, Mons. Demetrio Fernández lo designó Archivero diocesano. Poco después, en 2014 recibió el nombramiento de Capellán de Su Santidad. A su vez, Moreno Valero era Capellán de la Plaza de Toros de Córdoba.
Ha sido también autor de más de 22 títulos de libros sobre la historia y tradiciones de Pozoblanco y los Pedroches y multitud de artículos en revistas especializadas, siendo a su vez miembro de la Real Academia de Córdoba desde 1979.
Falleció en Córdoba el sábado 17, a los 79 años de edad. La misa exequial tendrá lugar mañana lunes, a las 11 de la mañana, en la parroquia de Ntra. Sra. de Araceli de Córdoba.
Descanse en paz

viernes, 16 de septiembre de 2016

CAMPAÑA DE RECOGIDA DE FIRMAS A FAVOR DE LA ROTULACIÓN DE UNA CALLE AL QUE FUE NUESTRO PÁRROCO Y SERVIDOR DURANTE 44 AÑOS, D. JUAN CABALLERO ROMERO



Estimados amigos:


Tras haber fallecido nuestro querido D. Juan Caballero Romero cura Párroco que fue de esta Parroquia de San Sebastián durante treinta y cuatro años, y una vez jubilado y a petición propia quiso quedarse como Coadjutor o Adscrito sirviendo a la Parroquia y a Pozoblanco, durante diez años más, ejerciendo  su Ministerio Sacerdotal, siendo un apóstol incansable,  con un gran celo por las almas encomendadas hasta pocos días antes de su fallecimiento que ocurría el pasado tres de Mayo de Dos mil dieciséis a los noventa años de edad.


Una labor que le fue encomendada hace cuarenta y cuatro años. Con su ejemplar vida de servicio a la iglesia de Pozoblanco, le ha caracterizado su sencillez, humildad, sonrisa, siempre una palabra para todos, corazón grande, prudencia, celo apostólico en definitiva vida sacerdotal que ha ejercido en los distintos campos que el Señor ha puesto en sus manos, sirviendo con alegría hasta los últimos días de su vida.


Muchas han sido las misiones que se le encomendaron en Pozoblanco, llega en Junio de mil novecientos setenta y dos como Párroco de San Sebastián y de San Bartolomé, y  como  Vicario Episcopal de la Sierra.


Con el deseo de evangelizar a su Parroquia inicia hace cuarenta y dos años el Camino Neocatecumenal, camino que está dando sus frutos: tanto a nivel personal, familiar así como vocaciones a la Vida Consagrada y Familias en Misión.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Festividad de Nuestra Señora de los Dolores

Compartimos las imágenes del Rosario de la Aurora. Una mañana de oración con la Madre.
A Jesús por María.

En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: "Mujer, ahí tienes a tu hijo." Luego, dijo al discípulo: "Ahí tienes a tu madre." Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa" ( Juan 19, 25-27)

En el cuarto evangelio, san Juan narra que "junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena" (Jn 19, 25). Con el verbo "estar", que etimológicamente significa "estar de pie", "estar erguido", el evangelista tal vez quiere presentar la dignidad y la fortaleza que María y las demás mujeres manifiestan en su dolor.
En particular, el hecho de "estar erguida" la Virgen junto a la cruz recuerda su inquebrantable firmeza y su extraordinaria valentía para afrontar los padecimientos. En el drama del Calvario, a María la sostiene la fe, que se robusteció durante los acontecimientos de su existencia y, sobre todo, durante la vida pública de Jesús.
María dio a luz a Jesús en Belén, y lo hizo –según nos cuenta la tradición– sin dolor de parto.

Al pie de la Cruz, María volvía a dar a luz a Jesús, pero esta vez lo entregaba a la Luz eterna, la del Cielo. Ahora iba Jesús cargado con mis culpas, y esas culpas, que taladraron el corazón de Cristo, desgarraban también el de la madre.  Y la Virgen, allí, me daba a luz, con Él, en medio de fuertes dolores.

 Ahí tienes a tu hijo significa: «Mira a quién has engendrado, mira al hijo de mi Pasión y tus dolores». Soy verdadero hijo de María, y he nacido de su corazón ensangrentado.

Dios no ha querido mirar desde lejos nuestros sufrimiento, ha querido sufrir por nosotros y con nosotros. Prueba inequívoca de su amor. También María está muy cerca de nosotros, en las duras y en las maduras.