PARROQUIA SAN SEBASTIÁN DE POZOBLANCO

viernes, 22 de septiembre de 2017

Rafael, bienvenido

Rafael y Marta
“Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer”. Es frase manida, pero no por eso deja de ser cierta.

“…Jesús iba caminando de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo, predicando el Evangelio del reino de Dios; lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado… María la Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con sus bienes” (Lc 8,1-3). Detrás de Jesucristo no había una, sino varias mujeres... 

Son palabras que se pronuncian en todas las bodas:  Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Los novios cristianos deberían escuchar estas palabras con mucha atención. Aunque mejor sería que las hubiesen escuchado mucho antes.

Elegir una mujer para toda la vida no se puede dejar, simplemente, en manos de los sentimientos ni de las pasiones. Busca a la persona elegida por Dios para acompañarte en el camino hacia el cielo, a la santidad, a la felicidad.

Rafael, buena elección con la mujer y el pueblo donde vas a vivir  .-)

Bienvenido a Pozoblanco y a la Parroquia de San Sebastián.

jueves, 21 de septiembre de 2017

El 7 de octubre nos vamos a Córdoba. Apúntate

El sábado 7 de octubre, estamos convocados para el Encuentro Diocesano de Laicos, en Córdoba. Somos muchos, muchísimos. La presencia de la Iglesia católica en nuestro ambiente constituye una riqueza inmensa para afrontar con ánimo renovado el desafío de la nueva evangelización. Necesitamos palpar la realidad de la Iglesia, a la que con gran alegría pertenecemos.

Será un gran acontecimiento eclesial de la diócesis de Córdoba. Tenemos que participar.

Iremos en coche y en autobús . Pero todos deben pasar a apuntarse en la parroquia, para ver el número exacto de personas que somos, y retirar el pase para entrar.

Tenemos que estar a las 16 horas en la plaza de toros de Córdoba.

Apúntate lo antes posible.

martes, 19 de septiembre de 2017

Tener hijos aumenta la felicidad. No es teoría de un cura, solo hay que mirar la imagen

José Antonio y María Dolores con Álvaro recién nacido.
Aunque no lo demuestre el bebe también está muy feliz 
El viernes 15, fiesta de La Virgen de los Dolores, nació Álvaro. El nacimiento de un bebé es ante todo un regalo de “Dios” y un gran acontecimiento para la familia, pero si además es la llegada del primer hijo… solo hay que mirar la cara de alegría de los padres.

El nacimiento de un niño normalmente significa una victoria sobre el egoísmo, el miedo; es una señal de fe en el otro a quien se ama, y de esperanza en el futuro. 

Pese a los problemas y preocupaciones, tener hijos aumenta la felicidad. No lo dudes

Álvaro, dentro de poco nos vemos en la Parroquia.

lunes, 18 de septiembre de 2017

La alegría del AMOR

Emilio y Ana ayer en la Parroquia, 
celebrando sus Bodas de Oro
Siempre es una alegría celebrar en la Parroquia, con la Eucaristía, las Bodas de Oro de un matrimonio.  Porque dan testimonio de la gracia matrimonial. Impresiona llegar un domingo a misa y encontrarte con una pareja celebrando sus cincuenta años de matrimonio con toda normalidad.

Tanta tele, tanta revista del corazón, tanto programa basura parece que nos han hecho tragar con lo imprescindible de vivir juntos antes de casarse, la naturalidad del olvido de Dios, hacer y deshacer parejas, para unos resultados como vemos catastróficos…

En el matrimonio, en la familia hay que volver a poner a Cristo en el centro. El matrimonio para siempre en fidelidad y entrega mutua no es fácil vivirlo sin la gracia de Dios. Y esto no es la teoría de un cura, sino el testimonio de lo que estamos viendo. Es posible vivir así y además es la forma infalible de ser feliz. La clave es Jesucristo.

¡FELICIDADES EMILIO Y ANA!


domingo, 17 de septiembre de 2017

Cuando no hay perdón nuestras relaciones se envenenan

Celebrando el domingo
En una cultura donde dominaba la ley del Talión - ojo por ojo y diente por diente- perdonar dos veces era ya demasiado. Pedro al preguntar al Señor cuántas veces debe perdonar, se responde -como llegando ya al límite- "¿hasta siete?". El trato con Jesucristo despierta generosidad, misericordia, bondad... Claro, pero el Señor no se deja ganar en todo eso y responde a Pedro: " No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete" que es como decir: hay que perdonar siempre.

Pedro intentaba ser generoso a lo humano y Jesucristo le elevas al nivel sobrenatural, a lo divino. Dios es infinitamente misericordioso. En Cristo se nos ofrece la naturaleza divina.

A veces puedes pensar que lo que te han hecho es imperdonable, y no te das cuenta de que eso -que te parece enorme- son calderillas comparado con los millones que Cristo te ha perdonado muriendo en la cruz. «Lo que Dios te ha hecho a ti, ház tú al otro». 

Cuando no hay perdón nuestras relaciones se envenenan, se crea una relación cada vez más distante, superficial y surgen resentimientos que es el cáncer del amor y de la comunión.

Para perdonar es muy conveniente pensar bien de los otros, aunque parezca difícil. Dice San Bernardo: «Aunque viereis algo malo, no juzguéis al instante a vuestro prójimo, sino más bien excusadle en vuestro interior. Excusad la intención si no podéis excusad la acción. Pensad que lo habrá hecho por ignorancia, o por sorpresa, o por desgracia. Si la cosa es tan clara que no podéis excusar ni su acción ni su intención, aun entonces creed y decid para vuestro interior: la tentación habrá sido muy fuerte».

viernes, 15 de septiembre de 2017

Hoy: Ntra. Sra. de los Dolores

Imagen del domingo con la Hermandad de la Soledad 
Cuando Jesús se encontraba en el apogeo de su vida pública: hacía milagros, expulsaba demonios... Las gentes se atropellaban por estar a su lado. 

Meses después, cuando fue azotado y coronado de espinas, las multitudes huyeron de Él. Y María se abrió paso, sin dificultad, hasta esa primera fila, la única y despoblada fila; el lugar de la cruz. Allí nadie la pisaba.

Así somos. Todos queremos estar allí cuando Jesús hace milagros. Además, nos encantan esas concentraciones masivas que son como demostraciones de poder. Pero ¿cuántos quieren compartir la soledad y la angustia de Jesús crucificado? No creo que tengas que atropellar a nadie para eso.
María amaba no los milagros de Jesús, sino a Jesús mismo. 

María es figura y modelo para todo cristiano. Por haber estado estrechamente unida a la muerte de Cristo, también está unida a su resurrección. La perseverancia de María en el dolor, haciendo la voluntad de Dios, le proporciona un lugar único en la Iglesia y para el bien de la Iglesia y de la Humanidad. María nos precede en el camino de la fe y del seguimiento de Cristo. Y el Espíritu Santo nos quiere conducir también a nosotros a participar con Ella en esta gran aventura.

La dicha de la Virgen María es la de quienes aman a Dios; la única dicha que hace feliz, incluso entre los dolores más fuertes.
En los años que llevo de sacerdote he bautizado a cientos de niños, pero a ninguna Maria Dolores 😕. Lo digo porque hasta hace poco era un nombre bastante común en España. Curiosamente he bautizado a varias "Lolas". Con tal de evitar la palabra prohibida... ellas se lo pierden. Hasta la próxima 

jueves, 14 de septiembre de 2017

Exaltación de la Santa Cruz

Es urgente acabar con esa imagen deformada de la Cruz que tiene como centro el dolor. El Tentador, el padre de la mentira nos insinua: Dios quiere que sufras; quiso que sufriera su Hijo y ahora quiere que sufras tú…

Aunque hay dolor en la Cruz, también lo hay en la vida, incluso en la de quienes huyen de la Cruz. No es el sufrimiento el que da sentido y valor a la cruz: "Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único". ¡He ahí el verdadero retrato de la Cruz! Dios no inventó el dolor en el Calvario; lo que hizo allí fue abrazarlo y transformarlo en Amor. No nos acercamos a la Cruz para sufrir, sino para amar y ser amados, para dar sentido a nuestros sufrimientos convirtiéndolos en dolores de parto hacia la Vida.

No vuelvas a quejarte, que estás siendo muy amado.